alicia-diago-coach-curso-felizmente-madres-padres-blog-aceptacion
Lo imprescindible para avanzar: aceptarse
septiembre 3, 2019
alicia-diago-coach-felizmente-coaching-blog-ayuda-gratis-que-es-la-lbertad
¿Qué es la libertad?
noviembre 9, 2019
Show all

Sé la razón por la que alguien sonría hoy

alicia-diago-coach-dia-mundial-sonrisa-octubre-coaching-autoconocimiento-desarrollo-personal-happiness-smile-blog


Una frase de entre tantas que circulan por Internet. Reflexión que comparto, más en un 4 de Octubre como hoy, DÍA MUNDIAL DE LA SONRISA.
Sonreír es una actitud ante la vida. Sonreír es contagioso y un ejercicio beneficioso. Nadie duda de que afrontar con una sonrisa las relaciones con los que nos rodean hará que recibamos mucha más alegría de la que damos.

…Sin embargo, a veces nos empeñamos en hacer sonreír a alguien que no tiene ganas de hacerlo. Porque a veces, sonreír duele. Una persona con depresión severa puede no aceptar o incluso rechazar un intento de sonrisa, porque en su foro interno no encuentra motivos para sonreír. ¿Le deberíamos obligar a hacerlo? Depende. Si detectamos que existe una mínima razón por la cual esa persona podría hacer un gesto de felicidad, podemos motivar (que no forzar) esa sonrisa que necesita expresar. Y seguramente ayudaremos a esa persona a salir del bucle en el que se encuentra aunque sea por momentos.
Si por el contrario, percibimos que necesita transitar ese dolor y no quiere sonreír por mucha felicidad que le rodee, deberíamos animar a esa persona a escucharse, sentirse y sacar al exterior la emoción que la invade.

Intentar constantemente sacarle una sonrisa a los demás también puede ser agotador, porque uno no está siempre en la cresta de la ola. Nos sorprenderíamos al saber cuántas personas parecen felices pero luchan diariamente con sus pensamientos depresivos. Tendemos a pensar que las personas que sufren depresión son incapaces de vivir una vida normal...y quizás nos equivoquemos. Lo primero que pensamos es que pasan el día en la cama llorando, y la realidad es que no siempre es así. De hecho, la mayoría de las personas esconden síntomas depresivos detrás de una sonrisa continua. A esto se le llama "depresión sonriente".

Así que, pregúntate: ¿Qué sucedería si por un día dejaras de mostrar esa sonrisa de protocolo en el trabajo, con tu familia o con tus amigos… y dejases ver esa tristeza o rabia que se esconde detrás del último post en Instagram?

…Y una vez te hayas respondido, dedícale un aplauso a las personas que sonríen sin razón alguna y a l@s que acabamos sonriendo sin saber por qué. Un gran aplauso a las sonrisas inocentes de los niños con las que conectamos diariamente por la calle. Un merecidísimo aplauso para aquell@s que sonríen a solas, y que nos demuestran una vez más, que siempre hay un motivo para sonreír, aunque nos coman los demonios.

Te dejo un vídeo que me parece maravilloso e invita a reflexionar sobre el poder de influencia que tenemos las personas las unas con las otras, en lo que a sonreír se refiere. :)
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>